Posteado por: plastilupe | octubre 29, 2008

La ciudad blanca II

Mérida tiene un encanto único, principalmente porque la gente que la habita es afable, tranquila y muy fina. Pocos o nulos son los sitios donde uno se siente inseguro o incómodo, incluso en las zonas más populares la gente respeta tu espacio vital.
Mientras paseábamos por la ciudad nos percatamos que en los parques la gente se sentaba en las bancas con su laptops y checaba su mail, y descubrimos que la ciudad está brindando Internet gratuito y puntos de carga en sus plazas públicas, el programa se llama “Parque en Línea”, y nos pareció una muestra más de la calidad yucateca.
Otra cosa que nos llamó la atención fue la sobriedad y sencillez de la Catedral, que alberga un Cristo monumental tallado en madera como único adorno del atrio. Si uno sigue por esa misma calle (la 60) hasta la plaza de Santa Ana podrá encontrar un galería de arte, “La casa del artista”, manejada por una matrimonio que también vive ahí, los cuadros  de Melva Meriva llamaron poderosamente la atención de dashnak ya que encontró les cierta similitud con el arte de Giger.
Y para terminar este post, no me queda más que recomendarles el Smoking Club, un restaurancito en frente de la embajada americana donde venden la mejor cochinita que probamos en la ciudad, así que si van a sacar su visa, no olviden pasar por unos taquitos, ya sea para festejar o para consolar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: