Posteado por: plastilupe | mayo 2, 2009

La Trinidad S.L.P.

A 14 km.al norte de Xilitla se encuentra la comunidad de La Trinida (tel 4811002198). Enclavada en la lo más profundo de la Sierra Madre Oriental a 1800 mts. sobre el nivel del mar, el camino es un tanto accidentado, casi todo esta “pavimentado”, gracias a que llevábamos a la pochota (mi cohe) y a la pericia de dashnak pudimos pasar las pendientes más “dramáticas”.

Cuando llegamos al fin del camino, un hermoso valle de prados verdes se abrió ante nosotros, había unas cuantas cabañas, ovejas pastando y los magníficos cerros que nos rodeaban. Nos recibió Adolfo Anaya, encargado de las cabañas. Mientras nos invitaba un agua de limón nos explicó de que se trata la vida en La Trinidad: básicamente se admira el entorno que nos deja sin aliento con paseos guiados.

Nos acomodamos en nuestra cabaña de madera con una cama matrimonial, terrraza, y un baño donde el agua se calienta con leña; por suerte llevabámos unas bolsas de dormir térmicas ya que el frío en las noche cala muy fuerte. Las cabañas turísticas se encuentran al final del valle, rodeadas un grande piedras, musgo y árboles. Es un paísaje de ensueño. En la noche hicimos una fogata para calentarnos, empezaban los sonidos del bosque y la luna llena iluminaba nuestro entorno, realmente nos sentimos en un lugar mágico.

Al otro día despertamos temprano para desayunar, la esposa del señor Adolfo nos preparó unos nopales con frijoles en su casa, acompañados con unas tortillitas recién amasadas en el metate. Con este nutritivo desayuno estabamos listos para hacer nuestro recorrido principal por la zona.

Para esta caminata nuestro guía fue el señor  Filiberto, de complexión delgada y pequeña  y con unos 50 años, nos impresionó su condición física y agilidad. Nos llevó por los bosques del lado oriental de la comunidad, colina abajo. Bosques de encinos y oyameles, cubiertos por musgo; sus ramas ocupadas por bromelias rojas y anaranjadas, todo propiciado por la constante humedad que llega desde el golfo y que se queda en estos árboles. Nuestra primera parada fue una caverna, que en realidad era un agujero en la tierra donde el techo ya había cedido a la gravedad; de done surgían árboles y otros dejaban caer sus raíces por las paredes, aquí hicimos una parada y conversamos con Filiberto quien nos contó que antes de que hubiera camino (hace dos años) ellos iban a pie hasta Xilitla cada semana a comprar los enseres necesarios, bajaban en tres horas y subían en cuatro y media, cargando al rededor de 25 kg. algunas veces sobraba el dinero, pero ya no había cuerpo que aguantara más mercancías.

Después de esta pausa seguimos caminando, el terreno se volvió un poco más accidentado, grandes piedras cubiertas de sieno, subidas más empinadas y de repente a nuestra derecha se abrían los árboles, una saliente de roca servía como mirador y la vista: un mar de nubes que se acercaba al risco sobre el que estábamos, a lo lejos hacia el norte se apreciaba el La Silleta, un gran peñasco que sobresale de los cerros. El espectáculo era maravilloso y la sensación de estar a varias decenas de metros del suelo en caída libre, y a kilómetros de distancia de “la civilización” fue una sensación liberadora.

Después de compartir unas mandarinas y agua regresamos a la comunidad, el final ya nos costaba dar los últimos pasos, pero llegamos tan contentos y satisfechos que al final nos olvidamos del dolor y el cansancio. Nuestra caminata duró cinco horas y media. Mientras calentábamos el agua para un baño don Adolfo me contó como la escuela primaria se contruyó con la ayuda de todos en la comunidad, y que por la falta de camino todos los materiales se subieron sobre los hombros de los pobladores.

El siguiente día despertamos un poco más tarde y más tranquilos, ahora nos tocaba comer en casa de Filiberto donde su esposa la señora Gloria nos esperaba con un rico desayuno. De nuestra cabaña a su casa pudimos observar la vida diaria de la comunidad, los niños en la escuela, el pequeño centro de salud atendiendo a unas mujeres, las ovejas pastando (había una pequeñita de apenas unos días de nacida). Nuestro recorrido del día sería hacia una caverna, este recorrido sería más corto, pero por un camino más empinado, subimos por los bosques detrás de la cabaña, pasamos por un lugar cercado, algo que me sorprendió en medio del cerro, nuestro guía nos explico que ese lugar era donde nacía un manantial, del que provenía el agua que abastece catorce comunidades. Después Adolfo me explicaría que estaba cercado para que no fuera contaminado.

Cuando llegamos a la cueva fue un gran alivio encontrar una sombra fresca después de la caminata, estuvimos explorando las piedras, las filtraciones de agua y unas plantas carnívoras y entre el entusiasmo y la humedad no faltaron las caídas. Nuestro guía nos enseñó un panfleto explicando la convivencia de los pobladores con grandes felinos como el puma y el jaguar, que habitan en esta zona.

Nuestra estancia en La Trinidad fue inolvidable, tuvimos la oportunidad de convivir con los pobladores, conocer la maravillosa biodiversidad y belleza del bosque de niebla y sobre todo de colaborar con un proyecto sustentable para conservar el entorno.

Vista desde la primera caverna

Vista desde la primera caverna

Don Filiberto admirando la caverna, era la primera vez que entraba

Don Filiberto admirando la caverna, era la primera vez que entraba

Mar de nubes

Mar de nubes

La silleta

La silleta

Bromelias

Bromelias

En la segunda caverna

En la segunda caverna

Esta pequeña tiene unos días

Esta pequeña tiene unos días

Por último unas recomendaciones:

– Llevar linternas ya que no hay luz eléctrica, algunas casas cuentan con paneles solares, pero las cabañas no.

– Dinero en efectivo, la estancia es de $150 por persona, cada comida $50 y los guías cobran $100 por recorrido.

– Botas cómodas o tennis y ropa abrigadora.

Anuncios

Responses

  1. esta chido este lugar yo tambien tuve l placer de conecrlo….

    • Oie Rene ta chido ese maravilloso sitio de la madre tierra. creo que en proximos dias me daré un vultecita por esos lares.
      ATTE. Emilio Bta. alies el Vela de san wicho.

  2. LA TRINIDAD ES UN LUGAR HERMOSO, TUBE LA OPORTUNIDAD DE CONOCERLO, SU GENTE, SU CLIMA Y SU VEGETACION SOM MARAVILLOSOS, LA VERDAD AL CONOCER ESTE LUGAR ME QUEDE SORPRENDIDA…

  3. CREO QUE SE DEBERIA PROMOCIONAR TURISTICAMENTE YAQUE COMO YO LO CONOCI, FUE DE MANERA EN QUE NIM ESPERABA, FUE GRACIAS AL PROGRAMA DE CNF, Y NUNCA PENSE QUE SIENDO UN LUGAR MUY RETIRADO Y EN ZONA MUY ALTA FUERA ESPETACULAR…

  4. Es realmente un espectacular escenario; uno de los mejores bosques de niebla muy bien conservados del país.

    Como este lugar, tenemos otros santuarios impresionantes en la Sierra Gorda Queretana y Huasteca Potosina que valen la pena visitar

    Saludos!!

  5. Que tan seguro, es ahora para ir a este lugar, conciderando la inseguridad que prebalece ahora en Mexico y en la Zona Huasteca?

  6. Que tan seguro, es ahora para ir a este lugar, conciderando la inseguridad que prebalece ahora en Mexico y en la Zona Huasteca? Me encantaria pasar unos dias en un lugar asi, pero necesito asegurame de eso.

  7. yo estuve ahí. Es maravilloso.

  8. Pues que les cuneto amigos yo trabajo en este lugar maravilloso llamado la trinidad su gente son agradables como todo lo que se encuentra ahi los invito a k pasen un dia inolvidable como de pelicula

    • Yo estudie 5to primaria en la Trinidad. Fue uno de Los años mas felices, no tienes mas fotos? Lamentablemente estoy muy lejos (Bolivia). Gracias por la descripcion. Siguen habiendo manzanos? Pinos? Aserraderos? Que nostalgia.

      • Hola, por suerte tengo una foto de la primaria si me mandas tu correo te la envio con gusto

  9. ammm si es realmente hermos ese lugar yo lo e visitado muchisimas beces yo soy de una comunidad por la cual pasan para llegar a la trinidad amm y les falto conocer muchisimo mas en verdad como lo es el cerro d la luz y el sotano de la luz ke en su profundidad hay arboles

  10. Yo tambien tuve la oportunidad de estar ahi durante 2 años, les hablo de aproximadamente hace 12 años, no habia carretera como ahora, realmente el recorrido es espectacular. Un fuerte saludo a toda la gente Maravillosa de ese lugar. Nicolas Castro

  11. saludos a mi tio filiberto y mi tia gloria que viven ahi en la trinidad

  12. Tengo que ir, sueño con hacer ese viaje a ese lugar

  13. Sueño con ir a ese lugar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: